miércoles, 27 de octubre de 2010

Prohibido

Buscó en sus labios el calor prohibido, la mirada chispeante y el círculo asfixiante de placer que siempre la embargaba cuando estaban juntos. Quería sentirle, percibir su embriagante aroma, sofocarse contra su piel y apegarse una vez más a su torso fuerte y sus reconfortantes brazos.
No importaba que fuese su hermano quien cada noche acudiera a su lecho; ni siquiera le molestaba que aquello estuviese prohibido para ambos... simple y sencillamente eran felices así.

3 comentarios:

  1. Sin lugar a dudas es provocativo y prohibido, querida Esther.
    No sabría que opinar. Sabes que me encanta como escribes, la fuerza de tus letras, y he de decir que ese escrito la tiene, pero si... es algo que mejor, no opinaré....

    Kisses...

    ResponderEliminar
  2. Noooo, no me malinterpretes, jajaja;D
    A veces se me olvida explicarme con claridad. Me refiero a que, como escribes, "No importaba que fuese su hermano quien cada noche acudiera a su lecho; ni siquiera le molestaba que aquello estuviese prohibido para ambos... simple y sencillamente eran felices así.", me inquiera, no para lo malo, pero si me desconcierta, por el echo, talvez, que haya sido yo la que no lo ha entendido bien;D

    Eres un sol;D

    Tienes premio en el blog.http://premioskarolscandiu.blogspot.com/2010/10/meme-porque-eres-super-especial.html

    kisses...

    ResponderEliminar

Deja tu comentario, sólo perderás unos minutos :)