martes, 7 de septiembre de 2010

¿Dónde andáis hoy?

7 de Septiembre de 2010

Hoy hace ya dos años que se murió mi tío.

Como siempre, esto comenzará con una frase triste y sincera; como siempre en este día del año, la melancolía, la soledad y el dolor asolarán mi hogar. Puede que mi abuela se lamente y mire sus fotos: de dos que ya no están aquí, de dos que murieron jóvenes sin ni siquiera poder seguir con sus proyectos y metas.

Ya son diez y dos años en que dos almas desaparecieron sin rumbo, confundidas en la madrugada, sin un destino definitivo. Eran sus dos hijos, mis tíos; en papeles tan variopintos como hermanos, sobrinos, primos...

¿Qué habrá sido de vosotros?¿Estaréis bien o mal?
¿Dónde?
¿Sois aún algo de este mundo, una pequeña partícula de vida?

Probablemente, muchos familiares los echarán en falta y maldecirán a la enfermedad que se los llevó. Yo la maldigo por cargarla también conmigo, por llevarla en mis genes aunque no me afecte. ¿Es una maldición o un castigo? Supongo que es una herencia más común de lo que parece.

Quizá hoy esté más lucida de lo normal, puede que me brillen los ojos a recordar a mis dos tíos
como viejas leyendas poco conocidas, estrellas aún no descubiertas.

Prosigo con mi misiva y concluyo en que para otros ya no es tiempo de entristecerse, sino de seguir el camino y —puede que cueste— sonreír. Hay que recordar, respirar, suspirar, vivir, llorar.

Me consuela saber que no creo en Dios, sino en la grandeza del Universo. Ellos son pequeñas luces buscando el infinito, aunque no alcanzo a saber por qué… o dónde quieren ir. Resumo en que la muerte está plagada de misterios.

(Fuente: Google)

¿Qué es la muerte? Si todavía no sabemos lo que es la vida, ¿Cómo puede inquietarnos el conocer la esencia de la muerte?



Confucio

2 comentarios:

  1. Creo como tu, querida Esther, que todos somos parte de algo mas alla. Estamos unido por un vinculo inseperable, somor pequeños atomos de algo mucho mayor, algo que nos une y nos mantenie unido incluso cuando nuestro cuerpo muere...
    Si, hay que respirar, soñar, vivir... echar de menos a la maravillosas personas que ya no estan, es inevitable y necesario, pero el que ya no estén aqui, no significa que hayan dejado de existir....

    kisses..

    ResponderEliminar
  2. hablar de muerte y hablar de vida son dos terminos opuestos y muy profundos. y cuando muere un ser querido el dia que menos imagines, llegar a ti un estado de nostalgia, a mi hace poco se me murio un primo de apenas 14 años, y ha sido muy fuerte. Un abrazo nos leemos

    ResponderEliminar

Deja tu comentario, sólo perderás unos minutos :)