martes, 10 de agosto de 2010

Habla el Monstruo de las Galletas: a todos mis detractores

No quisiera ofender, pero hay gente a la que desprecio con toda mi alma...

Hay personas a las que me gustaría torturar hasta la saciedad, porque lo que hacen no tiene nombre, sujetos a los que maldeciría sin que me pesase ni una gota, gente que sin duda debería sufrir el peor castigo merecido.

Sin duda hay hijos de la putísima que pensarán muchas cosas de mí, que me tiraran maldiciones a diestra y siniestra para amargarme la vida, que planean cosas para dañarme a mi, a mi familia y amigos. Aún a mis espaldas, sé quién sois, sé qué decís, sé todo lo que hacéis y no descansaré hasta veros en la ruina.

Hay tantas personas que merecen tantas cosas y aún no han tenido su merecido que me gustaría actuar por mí misma, arrastrarlos por el suelo con mis propias manos. Pero no os equivoquéis: no soy violenta. Yo sólo quiero herir con mis palabras, y a quien se de por aludido que no levante la mano porque no me interesa.

Para toda esa gente de mi vida que no sabe qué hacer para entretenerse -mas que hablar a las espaldas de la gente y cosas variopintas- con la mayor calma del mundo, os mando a todos a la mierda. Cabrones viola-niñas a los que he denunciado, parejas de insulsos a los que me gustaría reventar la boca a base de patadas, grupos de amargados sin vida...

Enormes saludos para todos, os deseo todo lo peor.


Mis galletas están envenenadas, ¿te las vas a comer?

1 comentario:

  1. Muy bien dicho,en pocas palabras les has dado a todos los cabrones que te han o te hacen la vida imposible

    ResponderEliminar

Deja tu comentario, sólo perderás unos minutos :)