miércoles, 1 de septiembre de 2010

El mundo de la estupidez y la paranoia - Capítulo 1


Ya que no sé qué escribir en el blog, saco del baúl una pequeña historia -de también pequeñísimos capítulos- en los que se relata la estupidez humana en momentos de rabia interior... No espero que le encontréis sentido; nadie lo hace. Aquí está la primera entrega.

1

La paranoia del mundo estúpidamente estúpido.

Érase una vez en un mundo estúpido y lleno de la más sublime estupidez, existía un ser tan estúpido que no tenía ni siquiera un estúpido nombre con el qué llamarse. Éste era un estúpido hombre lleno de las más estúpidas cualidades y que malversaba las palabras de los demás, pues era el más inmensamente estúpido, idiota y anormal de todos los tiempos. Era tan rematadamente estúpido, que un día sin darse cuenta se metió en el más profundo y estúpido de los abismos, que a la vez era una mierda pura y neutra. Y aún no quedándose contento con la mierda que llevaba encima, que estando en el pozo de cieno, agarró un gran pedazo de fango y lo arrojó hacía arriba, haciendo que le cayera en su estúpida cabeza, llena de aún más estupidez. Entonces, de esto, pasó que el estúpido espécimen de “ser” se ahogó en su propia mierda y expiró, sin siquiera saber lo que significaba esta palabra...

El grito - Edvard Munch

1 comentario:

  1. ^U^ ... tienes razón, es dificíl de comprender, aun que no del todo incomprensible;D

    ResponderEliminar

Deja tu comentario, sólo perderás unos minutos :)